Novio sordo ve confundido que su novia no camina hacia el altar. Llora cuando ella levanta la mano


El día de la boda es uno de los días más importantes e inolvidables de la vida de cualquier persona, en especial cuando ambos están muy seguros de quien está a su lado para dar ese importante paso. El amor nos hace volar, enfrentar todo lo difícil de la vida para salir ileso de cualquier problema. En ese día especial se busca crear los recuerdos más hermosos y vívidos que se conserven para siempre.

Esta novia quiso hacer algo muy especial para su prometido, algo con lo que pudiera demostrar el amor profundo que tenía hacia él.

Ella es Liz Shoesmith y el novio, Scott, ambos viven en Caringbah, Australia, y ambos se comunican entre sí por lenguaje de señas porque él es sordo.

Ah, pero eso nunca fue un impedimento para ambos en desarrollar ese gran amor que sienten el uno por el otro. Ambos estuvieron pendientes de la preparación de la ceremonia todo el tiempo, pero hubo un detalle que Scott nunca supo. Ella le preparó una sorpresa que ni siquiera podía imaginar.

Cuando Liz se pone al inicio del pasillo para iniciar la tradicional caminata de la novia hasta el altar, ella se detuvo. La primera impresión parece de arrepentimiento por lo que no se puede culpar al novio por asustarse al ver que ella no avanzaba. Pero es que Liz tenía preparada su sorpresa preparada para ese instante, de pronto la canción “A thousand years” (mil años) de Chrsitina Perri, empieza a sonar de fondo.

Cuando empezó a escucharse la voz de la cantante, Liz también empezó a cantarla para su futuro marido, solo que en lenguaje de señas. Hacía todos los gestos de amor más las señales que interpretaban cada palabra de la canción. La sorpresa fue muy dulce y romántica tomando en cuenta que la canción es increíblemente hermosa. ¡Se la pasó meses ensayando!

Scott se quedó sin respiración por lo que ella hacía e inevitablemente las lágrimas empezaron a brotar de sus ojos.

Liz dijo al portal Love What Matters:

“No mentiré, estaba aterrorizada antes de empezar la ceremonia. Pero, en el momento que lo miré fijamente ya no pude apartar la vista de él y fue un momento muy especial entre los dos. Él mantuvo su mirada unos segundos antes de comenzar a llorar durante toda la canción. Ha visto el vídeo cientos de veces y, ¡llora cada vez que lo pone!”

En el momento que Liz alcanzó a Scott en el altar, él pidió a todos que aplaudieran a su novia.

Mira toda la actuación de esta hermosa novia para el amor de su vida en el día de su boda. Y pidamos por más amores así, desinteresados, profundos y llenos de respeto y admiración.