De acuerdo con The Associated Press, que actúa como defensores del medio ambiente, se estima que los ciudadanos de la gran manzana usan hasta 23 mil millones de bolsas plásticas al año. Un número descabellado tomando en cuenta que además de ser un producto que tarda demasiado en degradarse va a parar en mares y océanos fomentando la desaparición de la vida marina.

Como estrategia para frenar esta fuente interminable de basura, los legisladores del estado de Nueva York han impuesto una prohibición estatal para la mayoría de tipos de bolsas plásticas de uso único en las instalaciones de comercio y ventas minoritarias.

La iniciativa fue propuesta por el gobernador Andrew M. Cuomo y se convirtió en la tercera prohibición estadal en los Estados Unidos, después de California y Hawái. En California se prohibió por completo empacar cualquier alimento o víveres con bolsas plásticas en 2016. En Hawai también han puesto en marcha la prohibición de uso de bolsas plástica; hasta ahora, la norma implantada en Nueva York fue atendida en el mes de abril y su legislación dará inicio en el mes de marzo del 2020.

Esta legislación dicta que las tiendas e instalaciones comerciales no pueden proporcionar bolsas plásticas de uso único a sus clientes. Esto es debido a que no son biodegradables y tienen consecuencias simplemente devastadoras en la vida silvestre y el medio ambiente en general. Un paso hacia adelante como medida de cambio frente a un problema que nos concierne a todos porque nosotros mismos lo hemos generado.

Dicha prohibición será parte de las facturas del estado, pero tiene excepciones como las bolsas de comida usadas en restaurantes, las bolsas para envolver productos de mostrados como carnes, bolsas para artículos a granel; y también bolsas para ropa, periódicos y la venta de bolsas a granel.

Como dijimos es un paso muy pequeño, pero que poco a poco conllevará a la eliminación total del uso de bolsas plásticas y otros productos de uso único. La pregunta es, ¿habrá tiempo suficiente para evitar más daños en la naturaleza?

La ley incluye un elemento adicional, ésta permitirá a los condados optar por una tarifa de 5 centavos por adquirir bolsas de papel en vez de bolsas de plástico. El dinero que se consiga con eso será destinado para el Fondo de Protección Ambiental y un fondo aparte para adquirir bolsas reutilizables para los consumidores en el estado.

El gobernador declaró que el daño al medio ambiente por el uso de bolsas plásticas ha sido bastante grave, incluso han obstruido las vías fluviales. Y el plan que se acordó en Albany tiene como objetivo proteger los recursos naturales para las próximas generaciones.

Es triste pensar que hasta que no somos testigos del daño, no actuamos. Incluso a veces hasta que no presenciamos situaciones más graves, no se hace nada por remediar la situación. El senador Todd Kaminsky declaró que después de un tiempo, todas las personas miraran atrás preguntándose por qué no se había hecho algo antes. Es frustrante, pero igual dijo estar contento con que Nueva York fuera parte de los primeros estados en establecer un cambio.

En vídeo la noticia de la prohibición de bolsas plásticas de uso único en Nueva York: