Pareja interracial impresiona con la belleza de sus dos hijas, las redes hablan mucho de ellas


El amor no distingue de diferencias, ni físicas ni sociales. El amor es un evento gigantesco en el que no necesitas invitación para entrar, de pronto solo te das cuenta que estás inmerso en un conjunto de sentimientos que te hacen sentir increíble respecto a otra persona. Es inevitable y libre.

Parece ilógico, pero es cierto que aun hoy los estereotipos sociales siguen estando a la orden del día. Lo que todos deberíamos entender es que las diferencias solo la definen las mismas personas y no el amor que se produce. Jamie y Nikki son una pareja, en extremo hermosa ―hay que destacarlo―, que ha demostrado al mundo que el amor no conoce de diferencias, de fronteras ni de límites.

Ellos no se dejan dañar por el qué dirán de la sociedad estereotipada que hace de juez con sus miembros. Ellos son felices.

Sí, a pesar del amor que se tienen, en un principio hubo muchos quienes se oponían a la relación, y ¿por qué? Evidentemente por la diferencia de su color de piel. ¿Qué puede importarle al mundo la decisión de dos personas que solo les va a traer amor y felicidad? En vez de juzgar solo a aquellos cuyas decisiones solo traen mal a la misma sociedad. Pues Jamie y Nikki no fueron derrotados, el amor pudo más que cualquier barrera y formaron su propia familia.

Ambos cruzaron sus vidas en las redes sociales y congeniaron inmediatamente. Luego de muchas conversaciones agradables decidieron conocerse en persona y se dieron cuenta que algo muy especial se estaba formando entre ellos, era amor.

La conexión fue única, muy fuerte y hermosa y sin importar las diferencias que la gente señalaba, dieron su inicio a una linda historia de amor.

Es triste pensar que aún existen prejuicios sobre el color de piel pero ellos siguieron adelante. También recibieron el apoyo de familiares y amigos quienes los llamaban cariñosamente “Café con leche”, una combinación exquisita y perfecta. Ahora la familia creció y tienen a dos hermosas niñas que acaparan las miradas de los curiosos.

Ellas son Ava, y Zoe; son realmente bellas y es que bueno, nadie esperaría menos con esos padres tan atractivos. Pero su belleza no es lo único que llama la atención de esta familia sino también su carisma.

Sí, aún hay personas desagradables que al ver a la familia junta la señalan y hablan de ella pero afortunadamente, ellos han aprendido a no verse influenciado por esa negatividad. Su amor es real, verdadero y sano y eso es lo que importa, así que no van a permitir que nadie dañe eso.

Actualmente la pareja lleva unida 5 años y la relación está más fuerte que nunca. No hay duda de que son una familia hermosa e inspiradora. ¿Estás de acuerdo?