Por las siguientes razones la mujer que ha pasado un infierno es la más difícil de amar


Muchos hombres se han dedicado a hacer que la relación con esta mujer funcione, pero la mayoría de ellos no han tenido éxito. Sus esfuerzos fracasan y quienes son débiles ni siquiera lo intentan porque saben que les tomará mucho trabajo y carácter hacer que funcione.

Quien se enamore de una mujer que ha vivido un infierno antes, necesita de muchas más cualidades para hacer que la relación sea exitosa. Cualidades como más resiliencia, más fuerza, mucho más coraje y persistencia, más determinación, comprensión, amor y claro más sentido de pertenencia para probar que sin importar qué ella vale todo el esfuerzo que sea necesario.

Esta mujer necesita a alguien que sea valiente e implacable, que esté lleno de pasión hacia ella y que sea dueño de una gran confianza en sí mismo.

Porque resulta, que la mujer que estuvo en el infierno y logró salir ilesa va a empujar y apartar de su vida a todos. Pondrá a prueba a todo el mundo a su alrededor porque no confía en nadie, ella se volvió una protectora fiel de su corazón, es cuidadosa y no dejará entrar a cualquiera. Y más que nada, quiere estar segura que el hombre que quiere estar a su lado tiene todo lo que necesita para ser parte de su vida.

Esta mujer es como un huracán. En extremo impredecible. En algunas ocasiones es amable, tranquila y muy gentil pero otras veces saca de dentro de sí una fuerza gutural motivada por la rabia y el dolor, eliminando así a todos los que se crucen en su camino.

Pero lo que tienes que saber es que:

Cuando ella esté tranquila y en paz, debes amarla.

Y cuando cause desastres tras pasar como una tormenta violenta, debes amarla aún más.

Ella es un libro lleno de contradicciones. Se balancea como un péndulo entre sus temores al abandono y los temores a la asfixia. Para ella es muy difícil encontrar un equilibrio saludable.

A veces la verás y parecerá la mujer más segura que hayas conocido, pero en el fondo es mucho más insegura. Claro, ella no quiere que nadie lo sepa y lo que sí es seguro es que a veces ella necesita acurrucarse, necesita un abrazo y muchos besos que la ayuden a hacer frente a su miedo de perder su espacio en el mundo, su miedo a la soledad y a la independencia. Entonces:

Cuando ella quiera estar contigo, debes amarla.

Y cuando ella se aleje de ti, debes amarla aún más.

Al experimentar nuevos lugares y situaciones y conocer nuevas personas ella podría sentirse abrumada y ansiosa. No la juzgues, no hagas eso nunca. Ella en verdad quiere superar sus miedos y desea con muchas ansias no tener miedo a todo y todos. Quiere a alguien que esté siempre para sostenerla y hacer que vuelva a creer cuando pierda la fe.

Ella vive con el constante miedo de ser demasiado y no ser suficiente. Por lo tanto:

Cuando ella sea valiente y busque conquistar el mundo, debes amarla.

Y cuando esté asustada y te aleje, debes amarla aún más.

Hay momentos en los que se siente bien consigo misma y la felicidad se desborda con brillo por sus ojos. Es capaz de reír tan fuerte que contagia a todos haciéndolos querer estar en su compañía. Sin embargo, muchas veces sufre por el trauma y el dolor del pasado, su luz se atenúa y solo verás oscuridad a su alrededor.

Cuando ella sea luz, debes amarla.

Y cuando sea solo oscuridad, debes amarla aún más.

Tienes que entender que ella siempre contendrá sus sentimientos y emociones y amará con mucha precaución. No permite a cualquiera que entre en su vida ni confía en nadie incondicionalmente porque ya la han lastimado demasiado.

Así que ella se quedará quieta, observando con cuidado a quien esté a su lado, solo esperando que éste también la abandone porque en su vida tarde o temprano todos han hecho lo mismo. Así que ella intentará sabotear la relación porque teme ser lastimada una vez más, ya no quiere estar sola en la intemperie pasando frío, y es entonces, cuando buscará razones para irse antes de que la dejen.

Cuando ella te ame, debes amarla de vuelta.

Y cuando ella trate de lastimarte con sus palabras y acciones, debes armarte de fuerza y paciencia y amarla aún más.

Ella quiere controlarlo todo, no quiere dar paso a las heridas sin estar preparada, ¡entiéndelo! No la hagas sentir atrapada o impotente, déjala ser. Déjala disfrutar de la libertad que ha construido. Si tú permites que pueda desplegar sus alas y volar, entonces siempre volverá a casa hasta que ya no sienta miedo.

Esta mujer no te necesita, ella te ha elegido. Y si te eligió, entonces tú tienes que ofrecerle lo necesario para estar con ella porque aun cuando es tan difícil amarla, debes saber cómo no rendirte y luchar por ella porque ella es maravillosa.

Redactado por Osmary Morales.

Si algo está afectando tus sentimientos y emociones y necesitas consultar con alguien tus decisiones, te invito a acceder a Foro Mujer Amor y contar lo que estás atravesando para encontrar las respuestas que pueden calmar a tu corazón agitado y a tu mente preocupada.