No creas lo que la sociedad dicta sobre los hombres, a ellos sí le importan las cosas, solo que tienen diferentes formas de manejarlo… y ocultarlo. A él le importa todo lo que sucedió y mucho más de lo que siquiera imaginas. De hecho, ellos nunca logran reponerse de una relación significativa y la misma ciencia lo confirma.

Una ruptura amorosa afecta a ambos, puede que a uno más que a otro, pero no hay duda de que tú te sumerges en un mar de melancolía, mucho más si te das cuenta que a tu contraparte no le afectó tanto como a ti. Lo ves que la pasa bien sin ti, sale a divertirse y continúa su vida como si tú no hubieses sido importante. Después del rompimiento te sientes devastada y triste, y lloras cada tanto.

Te desahogas con amigas porque tu vida cambió, te sentías bien a su lado y ya no están juntos. Bueno, contrario a lo que crees sobre que él no parece importarle, lo que sucede es que no es sencillo para ellos mostrarse débil ante cualquier situación. Los estereotipos y la sociedad han hecho de los hombres “fuertes, no vulnerables”, y es cuando las mujeres ven esos comportamientos como indiferentes.

Pero después de unos días o semanas tú te empiezas a sentir mejor, más sana y con ánimos de salir y conocer personas nuevas. Y lo que no sabes es que a él sí le importa todo lo que pasó entre ustedes, sí le dolió la ruptura, y más de lo que crees. Los hombres nunca se reponen por completo de una relación significativa.

En estudio publicado en SAGE Journals se revela ese argumento, afirman que los hombres no sanan por completo la herida que deja una ruptura amorosa de una relación importante, ni siquiera varios años después. En la publicación se estudió las relaciones amorosas de 2 mil personas, incluidos hombres y mujeres ya divorciados.

Los resultados muestran que las mujeres se vuelven más extrovertidas en sus nuevas relaciones y las mujeres divorciadas son más felices después de la separación. A ellas les duele y les afecta más al momento del suceso pero se reponen más rápido y sacan algo bueno de la ruptura.

En el caso de los hombres, el estudio indica que no logran recuperarse por completo de esa relación; incluso se vuelven emocionalmente inestables ya que la separación provoca un enorme impacto emocional en ellos.

Esto concluye entonces que aunque las mujeres demuestran mayor afectación y dolor, ellas sí consiguen recuperarse aunque sea en un largo tiempo. Mientras que los hombres conservan las emociones y los sentimientos de tristeza generados por todo el tiempo que tuvo de relación por hasta 6 y 9 años después de la ruptura. Así lo dice el estudio.

Por lo tanto, no puedes pensar que él no se siente mal por haber salido de la relación que tenía contigo. Él valora todo lo que ambos vivieron y lo lastima recordar todo lo que atravesaron juntos, las emociones que experimentaron, los planes que tenían y más. Lo que sucede es que para él es difícil permitirse sacar a la superficie esos sentimientos de debilidad que lo hacen ver vulnerable. Entonces, busca distraerse de alguna forma para evitar enfrentar lo que siente.