Psicólogos descubren: “la fórmula definitiva para dejar de amar a alguien que no te ama”


En muchos sentidos, terminar una historia de amor es muy parecido a superar una adicción a las drogas y diferentes investigaciones sobre los efectos en el cerebro humano lo confirman. Así que no, no es una tarea sencilla, pero así como conocemos historias inspiradoras de personas valientes que han superado enormes dificultades en su vida como una situación de adicción, es mucho más posible superar un amor que nunca será posible y dejar de amar con tanta intensidad a quien no nos corresponde.

La psicología dicta que es importante reconocer los síntomas y aprender cómo funcionan para finalmente poder seguir adelante. Solo imagina esa película favorita que tenías de niña que cada vez que la ves experimentas sentimientos nostálgicos y recuerdos felices. Ahora bien, imagina ver esa misma película una y otra vez hasta cientos de veces; lo que sucede es que los recuerdos placenteros disminuyen y eventualmente, te cansas de ella.

Lo mismo se puede aplicar a relaciones pasadas. Hay que volver a cablear esas asociaciones a tu ex como cosas, lugares, canciones y más y hacer nuevas asociaciones a esas mismas cosas. Por ejemplo, si ir al parque de la ciudad está íntimamente relacionado con esa persona que quieres dejar de amar entonces debes crear una nueva vinculación a ese lugar que sea tan fuerte para dejar atrás lo que te recuerda de esa persona.

Si bien existe una extensa investigación en la psicología del amor romántico, es posible aprender lo que puedes hacer para desenamorarte de alguien muy importante en tu vida. Un artículo publicado en Review of General Psychology sugiere que todos los humanos tenemos un mecanismo mental para romper el vínculo emocional que se forma entre parejas románticas pero debemos saber abordarlo.

Entonces, te contamos la fórmula que debes seguir para dejar de amar a alguien lo más pronto posible para continuar disfrutando de tantas experiencias que tiene la vida para ofrecerte.

Date el espacio necesario para superar el dolor

Reconoce que el dolor es normal. Sí, es normal sentirte terrible después de terminar una relación y visualizar que ya más nunca estarán juntos. No eres la única persona que pasa por eso, no estás sola.

Regálate un tiempo para dejar salir la pena que te embarga. Es saludable dejar salir y expresar la pena siempre y cuando no te quedes atrapada en esa jaula, tienes que controlarla pero no evitarla. Suprimir las emociones solo hace que el proceso sea más largo y desgarrador.

Reconoce que no puedes controlar a esa persona. Si ya no te ama debes evitar fantasear en cómo o qué hacer para que “vuelva a sentir amor”, no lo hagas, no te castigues. Ya no puedes controlarlo.

Expresa tus sentimientos. Reconocer que atraviesas una experiencia dolorosa es parte de la aceptación y la superación, háblalo con alguien más, cuenta tus decepciones, lo que esperabas, lo que pensabas, lo que perdiste.

Piensa en que por más destrozada que te sientas, en realidad estás en una situación mejor emocional y espiritualmente, solo es cuestión de tiempo para entenderlo plenamente. No importa que tanto llores y qué tanto desees desaparecer, bien es cierto que a su lado no recibías amor y eso sería una tortura constante si no se disolvía esa relación.

Evita por completo lanzar culpas. Te enamoraste y te decepcionaron enormemente, no le eches la culpa ni a él ni a nadie, todo sucede porque muchas cosas influyen. Tampoco des por sentado que él sea una persona terrible, todos tenemos derecho a estar o no estar donde queramos.

¿Tienes objetos que están únicamente vinculados con esa persona? Deshazte de ellos, tenerlos cerca te recordará una y otra vez lo sucedido.

Pon en marcha soluciones que te mantengan la mente ocupada a corto plazo

Para empezar, evita emborracharte o caer en la tentación de llamar a esa persona o colapsar su móvil con mensajes de texto. Esa clase de desesperación no traerá absolutamente nada a tu favor; si crees que con eso vas a recuperarlo, de antemano te comento que solo empeorarás el rompimiento y dejarás una mala imagen de ti misma.

Distráete con actividades que en verdad disfrutes hacer. Si bien es imposible olvidarte tan rápido de lo que sucedió y los sentimientos que te produce puedes intentar disipar la intensidad de las emociones entreteniendo tu cuerpo y mente en otras cosas.

Pon en tu mente que el amor no correspondido tiene a ser doloroso también para la otra persona. Investigaciones alegan que la frustración de la otra persona por no poder brindarte lo que te mereces es dolorosa, esa incapacidad aunque no lo creas también los aturde.

Haz una lista de todas las cosas buenas que sabes y que te hacen sentir segura de ti misma. No puedes caer en la situación desagradable de sentirte insuficiente porque alguien no sea capaz de darte el amor que mereces. Estudios demuestran que recordarte que también mereces amor y lo mejor que exista te ayuda a superar más rápido el rechazo.

Inicia el proceso de recuperación

Evita los desencadenantes de recuerdos, deja quieto lo que está quieto, de las cenizas no va a revivir el fuego.

Desahógate cuando sea necesario, liberar la presión de algo que quieres gritar te dará mucho alivio.

Fortalece tus relaciones con amigos y familiares. Después de una pérdida amorosa las personas tienden a aislarse por completo por miedo al rechazo sentimental pero interactuar con otros acelera el tiempo de recuperación.

Aprende a ignorar los pensamientos repentinos sobre esa persona que no te dejan ningún bien. Si de pronto te ves pensando e imaginando qué hubiera sucedido sí… haz algo inmediatamente que rompa ese hilo.

No trates de olvidar todo lo que sucedido, tienes que conservarlo como experiencia de aprendizaje. A futuro ese será una fortaleza para proteger tu corazón.

Cambia tu rutina. Estudios confirman que hacer algo nuevo o probar adentrarse a nuevas aventuras es una de las mejores terapias para abandonar los viejos hábitos oscuros y empezar a ver de nuevo las cosas con luz y brillo.

Encuéntrate a ti misma. Ya te enfocaste demasiado tiempo en alguien más, mejor recupera el amor que siempre te acompañará sin importar qué, el tuyo. Aliméntalo cada día.

Y por último te invito a mantenerte motivada, haz de la superación una meta. Cumple objetivos, planifícate y prueba todas esas cosas nuevas que antes deseabas y pusiste en segundo plano. Dejar de amar no es fácil pero debes celebrar cada paso que das para lograrlo porque eres merecedora de grandes cosas y de un amor incondicional.

Si algo está afectando tus sentimientos y emociones y necesitas consultar con alguien tus decisiones, te invito a acceder a Foro Mujer Amor y contar lo que estás atravesando para encontrar las respuestas que pueden calmar a tu corazón agitado y a tu mente preocupada.