Psicólogos dicen que las parejas que discuten se aman más


Tal vez se escuche contradictorio pensar que las parejas que discuten continuamente son parte de relaciones más exitosas, pero una nueva investigación dice que en realidad es así.

La psiquiatra, Dra. Gail Saltz explica que “Discutir puede ser una experiencia muy gratificante entre dos personas, ya que expresan sus diferentes puntos de vista, sus sentimientos y su individualismo”.

Resulta que es normal pasar por esa parte llamada “luna de miel” donde ambos son prácticamente desconocidos y empiezan a explorar cómo es cada uno. Pero tan pronto se sienten cómodos el uno con el otro, los defectos salen sin contemplaciones y es entonces cuando se pone a prueba la necesidad de compromiso y comprensión.

La Dra. Saltz afirma que para tener discusiones productivas y que beneficien a la relación debes recordar estos 5 puntos:

  • No digas nada de lo que vas a arrepentirte de inmediato
  • Asegúrate de mantenerte en el tema que se está discutiendo
  • Asegúrate de escuchar atentamente las palabras de tu pareja
  • Habla con honestidad una vez que sientas que la ira está hirviendo dentro de ti
  • No siempre tienes que estar en lo correcto porque es más saludable admitir que estás equivocado.

Es esencial detenerse cuando un argumento ya se ha desviado y la discusión no hace bien a nadie. Si tú y tu pareja descubren que igual se sienten furiosos en vez de sentirse aliviados al expresar sus frustraciones, entonces es momento de alejarse y descansar de esa relación.

Las discusiones son solo útiles cuando ambos son capaces de comunicarse, aun estando enojados o impacientes. Si llegas al punto en que estás con las emociones a flor de piel o demasiado molesto para explicar tu punto o escuchar a tu pareja, es una señal clara de que la discusión debe parar y debes calmarte.

Toma en cuenta en todo momento durante la discusión que se trata de una persona que amas, independiente de si estás enojado en el momento. Nunca permitas que la ira opaque el amor que se sienten y que tus argumentos no sean nunca destructivos. Un desacuerdo verbal es una excelente oportunidad para aprender el uno del otro.

En el calor del momento puedes descubrir qué quiere o cuáles son sus necesidades que no están viendo, de la misma forma hacer ver tus necesidades. Es esencial ver cada desacuerdo como una oportunidad para crecer como pareja y no como algo desagradable.

Desafortunadamente, discutir no los llevará a ninguna parte si ninguno está dispuesto a aprender de sí mismos. La Dra. Pan Spurr, quien es experta en relaciones, explica que las parejas que discuten tienen mucha más pasión porque:

“La forma en que discutes indica mucho sobre una relación.  La pareja sabia reconoce esto y vigila cómo se trata uno a otro a causa de un desacuerdo.

Subconscientemente, las disputas demuestran que uno se preocupa por los demás, incluso si mientras se disputa se siente molesto con su pareja.

Por ejemplo, si demuestras que quieres que tu pareja beba menos y cuide de su salud, o quieres que llegue a tiempo para que ninguno de los dos se sienta estresado cuando tengan que estar en lugares y cosas que hacer, etc. “

Cuando dos personas discuten, puede lucir como algo negativo, pero si entras a esa discusión con una mentalidad correcta y el amor hacia tu pareja intacto, son muchos los beneficios que puedes cosechar. Sé paciente y mantén la calma, la mente abierta y escucha siempre cada argumento. Es un gran esfuerzo para solidificar tu relación.

¿Qué opinas tú? ¿Obtienes beneficios al discutir con tu pareja?