Puma rescatado de un zoológico no puede vivir salvaje y vive como un gato doméstico malcriado


Este hermoso ejemplar de la naturaleza lleva por nombre Messi, sí, justo como el futbolista argentino. Es un puma y pesa 90 libras. Su historia ha tomado bastante fama y es que a pesar de ser un animal destinado a vivir en un hábitat más salvaje, hoy vive en casa con sus padres humanos y está mega consentido.

Mariya y Aleksandr Dmitriev, de Rusia, son los padres adoptivos de Messi. Ellos lo conocieron en el zoológico de Saransk en Penza, Rusia cuando tenía 8 meses. Junto con verlo desearon que Messi fuera parte de sus vidas. Este joven puma era uno de tres cachorros de puma que fueron llevados al zoológico.

Los tres fueron nombrados por los jugadores de fútbol más famosos ya que la ciudad rusa iba a albergar cuatro partidos de la Copa del Mundo que se celebraría pronto. Aparte de Messi, los otros dos cachorros llevaban los nombres de Suárez y Neymar.

Messi fue vendido al zoológico a la edad de tres meses pero lamentablemente tenía varios problemas de salud que el establecimiento ya no podía cubrir. Los Dmitriev le suplicaron entonces al zoológico para tenerlo y preguntaron si era posible comprarlo.

De acuerdo con Mariya, de 28 años de edad, su esposo de 38 siempre soñó con tener un felino grande en su vida: “Siempre sopesó la idea de tener un lince, pero jamás un puma. Es difícil de explicar, pero creemos que tener este puma era parte de nuestro destino. Tuvimos tres días de mucho pensar sobre si era moral mantener un puma y si tenía sentido común. Pero nada pudo contra nuestro repentino deseo de adoptarlo.”

Entonces, acudieron al zoológico y empezaron a negociar para comprar a Messi. Su sorpresa es que sus dueños estuvieron de acuerdo tomando en cuenta que criar un felino tan grande no es como cuidar cualquier mascota doméstica; así que para la pareja ha resultado ser un gran desafío en muchas formas.

Además de ser un animal salvaje, el cachorro necesitaba atención médica extra, estaba bastante débil y demandaba mucha atención. Recibió mucho afecto y cuidado, y aunque logró recuperar su salud solo llegó a crecer dos tercios del tamaño de un puma promedio.

Aunque bueno, en realidad sigue siendo bastante grande en comparación con un gatito o un perro, los animales más comunes que viven en casa. Y como cualquier mascota, Messi también necesita entretenerse y ejercitarse. Para eso, sus padres humanos le compraron un arnés y un abrigo súper especial que les permitiera llevarlo a caminar sin perder el control sobre él.

Es casi como un perro, lo sacan a pasear llevándolo con una cuerda o tira, paso a paso. No había podido ser muy activo desde su vida en el zoológico y su recuperación pero ahora sale al menos dos veces al día a dar un paseo. Así que no está muy lejos de las rutinas de un perro como mascota.

Aunque a diferencia de un perro que se puede entrenar para obedecer órdenes y hacer uno que otro truco, Messi no la pone tan fácil. Hasta contrataron a un especialista en animales salvajes para ayudar a entrenarlo, pero no tuvieron mucho éxito.

Finalmente, encontraron una escuela de adiestramiento de perros donde le permitieron la entrada a Messi y ahora es capaz de responder a diez órdenes diferentes. ¡Impresionante!

Aleksandr dijo: “Nos convenció con su comportamiento de que es un miembro pleno de nuestra familia y de que no estaría haciendo nada malo aparte de algunas pequeñas travesuras. Es muy amable y le gusta el contacto. Se lleva muy bien con la gente”.

Tener un gato exótico en casa no es algo usual, por lo tanto, empezaron a documentar su día a día con Messi y lo publican en las redes sociales. Ahora se ha ganado el corazón de muchísimas personas y cada día más gente enamorada sigue sus pasos.

Messi, el puma, tiene más de 500.000 seguidores en Instgram en su cuenta @I_am_puma. También ha obtenido más de 175.000 suscriptores en YouTube. Para una pareja vivir solos en un departamento con un puma, es sin duda desafiante pero han hecho todo a su alcance para brindarle todo el amor y cariño que necesita y además hacerlo sentir cómodo en casa.

Una esquina de la casa es la “guarida de Messi”, allí tiene un árbol, un agujero donde se puede esconder y una pared de bambú.

Es como un gato común, pero enorme. Tiene todos los hábitos de un gato doméstico. Por supuesto, muchos activistas sobre los derechos de los animales y del medio ambiente han mostrado sus objeciones con el hecho de mantener en casa un animal exótico.

Muchos creen que debe estar en una reserva natural o un santuario mientras que otros señalan los peligros asociados a vivir con un animal salvaje.

Pero la pareja considera que él no podría sobrevivir en la naturaleza junto a otros animales ya que nunca ha experimentado el hábitat y todo lo que conoce es a su familia humana desde que era cachorro y lo cuidaron y protegieron.

Ellos han explicado que son conscientes de los peligros de tener ese enorme gato en la casa pero alegan que Messi es un animal muy especial.

Es un compañero de vida para ambos.

¿Qué opinas de la decisión de esta pareja de vivir con Messi, el puma?

Mira este vídeo impresionante y tierno en el que Messi recibe un baño muy refrescante y placentero.