Sé que mi hábito de pensar demasiado me hace difícil de amar, pero sé paciente conmigo


Si eres una persona que piensa excesivamente algo entonces seguro te sentirás identificada con esto. Eres alguien que puede pensar profundamente el significado detrás de un mensaje de texto de una sola palabra; te dirán que te aman y aun así pensaras que no es cierto y que esas palabras significan otra cosas.

Al ser alguien que sobre piensa todo desearías tener una especie de súper poder que te permita leer lo que otros piensan porque te la pasas constantemente analizando que pasa por sus mentes y eso puede trastornarte.

Si eres así, o conoces a alguien que piensa en exceso cada cosa y eso te lastima, por favor, perdónala. Esa persona no intenta causar drama y crear argumentos, créeme, ella solo protege su corazón porque se lo han lastimado muchas veces antes y no quiere volver a pasar por lo mismo.

No quiere convertirse en alguien que ignore a propósito cuando su pareja la engañe, esa persona está decidida a no pasar por lo mismo de nuevo; así que quiere ver todo y estar consciente de todo. Quiere estar preparada para todo lo que le vaya a caer encima.

Las personas que sobre piensan se dan cuenta de muchos detalles, los cambios pequeños en el comportamiento, en el tono de voz y muchas cosas más. Es posible que en lugar de asumir que hayas pasado un mal día en el trabajo porque traigas cara de pocos amigos, inmediatamente pensará que estás molesto o que ocultas algo.

Pues, esas situaciones pueden ser en verdad desagradables y llegues a pensar que esa persona es demasiado sensible al hacer de algo pequeño todo un holocausto. Y tienes totalmente la razón, pero tienes que entender que no puede evitarlo.

Esa persona que se la pasa pensando está siempre en el borde, imaginando los peores escenarios porque quiere estar preparada para lo peor si llega a suceder; incluso si en la relación todo va perfecto.

En una persona así son comunes las frases como “podría engañarme”, “podría fantasear con alguien más”, “podría encontrar a alguien mejor que yo…”. El caso es que cuando todo va bien, a éstas personas les asusta la felicidad, no la creen posible porque antes todo se ha echado a perder siempre. Les da miedo perder a esa persona que aman y entonces empiezan a pensar y pensar, y pensar.

Discúlpala por ponerte las cosas difíciles. Pero debes saber que luego viene el amor. No lo hace con el objetivo de iniciar una pelea, lo hace porque se preocupa demasiado por ti y su relación.

Tiene miedo de que le dejes, de que su corazón se rompa de nuevo.

¿Eres alguien que piensa demasiado las cosas? Cuéntanos tu experiencia.