A ella ya le han roto el corazón demasiadas veces. El amor para ella es ahora como un juego de poder donde ella debe ser la que entregue todo. Lo que sucede es que para ella el amor es algo por lo que vale la pena vivir y luchar. El amor es un tema en el que ella está dispuesta a abalanzarse. Sí, le aterroriza volver a ser lastimada, pero es algo por lo que seguirá luchando cada día de su vida.

Podrías ver miedo en sus ojos, temor por la incertidumbre, pero su fortaleza siempre la guía; las ansias de amor verdadero y el calor de la pasión contenida es lo que la motiva a seguir intentándolo. Y es también lo que te hará enamorarte hasta perderte. Puedes notar que está asustada pero va tras lo que desea de todas formas.

Tienes que amarla, amarla por lo fuerte que es, porque ha conseguido mantenerse en pie cuando por dentro se desmorona. Ella es tan fuerte que cada mañana se levanta con la cabeza en alto, cada día lucha contra la oscuridad que yace en su interior. Ella es un puerto en el que podrás encontrar seguridad.

Para ella, las palabras dulces son solo una artimaña para ganar la atención de alguien más y después romperla. Para esta mujer rota, el amor es dulce y al mismo tiempo aterrador. Cada vez que alguien más llega a su vida y le promete amor, ella asiente, ella lo acepta, pero en el fondo la duda la carcome. La inseguridad le advierte de otro rompimiento doloroso. El cariño, las palabras y los abrazos alivian el dolor y también hacen más difícil su vida después de que te vayas. Porque seguro te vas, como todos los demás en su vida.

Ámala porque ella es una guerrera, enfrenta sus miedos todos los días mientras se entrega por completo a ti. Ella derriba sus propios muros de protección para mostrarte que confía en ti. Ámala porque ella tiene el corazón más feroz y gentil que existe. No veas esa parte rota, ella es totalmente hermosa, ella está mucho más que rota. Esa mujer ha evolucionado emocionalmente.

Debes comprender que para ella la idea de no amarte es más dolorosa que la idea de que te vayas porque es que ella conoce el dolor de no ser valorada, de no ser amada. Ella sabe del dolor de darlo todo y recibir muy poco. Le duele que la descuides, que le mientas cuando ella nunca juega con tu confianza.

Ámala porque ella trae color a tu vida gris. Ella pone una sonrisa genuina en tu rostro y te muestra que a su lado no habrá tristeza jamás. Pero debes valorarla muchísimo.

Ella está rota, sí, pero lo esconde tras una sonrisa, no es que esté avergonzada, es que teme que sea demasiada carga para ti saber que debes hacerla creer de nuevo en el amor real. Ella es una mujer rota porque otros le quitaron su valor y su sonrisa, no seas tú otro más en esa lista. Esa mujer teme que te alejes porque sientas que no puedes curarla, el caso es que ella no necesita ser arreglada.

Ámala por todas esas batallas que ha tenido que atravesar, ámala por todo lo que ha sufrido. Para ella, cada día es como el último contigo, ya no retiene nada. Ella sabe que antes la esperanza en vano fue parte de lo que la destruyó y ofrecer su corazón la rompió fuertemente. Ahora ella vive cada día a la vez, da todo de sí misma en una relación porque sabe que al siguiente día podría terminar.

Ámala. Respira y llora a su lado, espera el amanecer junto a ella y aprecia cada segundo de su presencia. Ella es una guerrera fuerte, así que por favor mírala con mucha admiración. Pero si no estás listo para hacerlo, solo déjala ir, no finjas a su lado. Es mejor que esté libre a encerrada en una jaula sin amor, sin poder volar.