Ya sabes lo que dicen, si tomas no conduzcas. A esta parejita de adorables niños no les importó ni un poco ese dicho, pues llenaron sus pancitas de la mejor leche y ahora que intentan manejar para volver a su habitación, no resisten el sueño.

Los niños son increíblemente tiernos, y más aún, cuando hacen cosas tan lindas como esta. Ellos quisieran que las energías le duraran por mucho más tiempo, pero ya después de mucho juego y un buen alimento no pueden evitar quedarse dormidos incluso en medio del juego divertido que tanto querían jugar.

Mamá y papá se aprovechan de la situación para grabar una escena súper tierna que sin duda se haría viral, ¿a quién no le encanta ver a niños haciendo cosas hermosas y tiernas? Es un poco divertido también, los pobres pequeños no pueden resistir aunque, cada cierto periodo de solo segundos, se despiertan con el ruido que hacen los padres. Pero el alboroto no es suficiente para mantenerlos despiertos, los ojitos se cierren de nuevo por sí solos.

No te pierdas el vídeo hermoso e increíblemente tierno de estos dos hermanitos que manejan mientras duermen.

Fuente: Horsepower & GC Performance