¿Qué no usamos paracetamol para curar los dolores más suaves e intensos? ¿Por qué no iba a curarnos un corazón roto entonces? No hay duda, ese corazoncito roto que tanto te angustia, que tanto dolor te produce, se cura con un paracetamol.

No hay necesidad de llorar toda la noche y perderte en silencios ensordecedores y suspiros profundos. No necesitas llegar al vacío, donde no encuentras ningún tipo de consuelo. No hace falta refugiarte en las lágrimas para sentir alivio.

Todos esos espasmos que atacan tu pecho una y otra vez cuando los recuerdos te envuelven se pueden curar con una dosis pequeña de acetaminofén. Ya no hace falta que grites de frustración por la ausencia de quien tanto amaste. Ya no hace falta afligirte por las promesas incumplidas ni los recuerdos más dolorosos que te hacen caer al piso en un ovillo. Ya no debes gritar para expulsar la frustración de aquellas frases de amor vacías y el hecho de que esa persona decidiera dar media vuelta y largarse de tu vida.

Todos esos síntomas de un corazón roto se curan con paracetamol. La falta de aire que te hace arder los pulmones, el dolor en los huesos que te evita poder levantarte, el frío profundo en la piel que te hace esconderte en tu habitación. Esto no lo dice tu mamá, ni tu hermana mayor, ni tus amigos experimentados. Lo dicen los médicos, sí, los corazones rotos se curan con una acertada dosis de C8H9NO2.

Solo tienes que tomar una o dos pastillas de acetaminofén para estar mejor, dependiendo de tu edad. Y claro, dependiendo también: de todo el tiempo acumulado que le tomaste las manos a quien tanto amabas. Debes agregar tres o cuatro dosis más si tomas en cuenta las mentiras, las dolorosas decepciones y los sueños frustrados. Ah, y también incluye las muchas noches de insomnios pensando una y otra vez cómo habría sido si a tu pareja el amor no se le hubiese acabado.

No necesitas terapias, no necesitas escribir cómo te sientes para superar el dolor y curar tu corazón. No necesitas de largas poesías para darle una buena sacudida al destino, no necesitas leer historias con las que te identificas para encontrar alivio. No hace falta espacio, ni tiempo, ni compañía. Ya no necesitas de otros ojos que te desnuden y te besen y menos si el sabor de sus labios te provoca fatiga. No necesitas de más de esa soledad que te deja el pasar la noche con alguien intentando olvidar.

Según los médicos, es paracetamol lo que realmente necesitas para curar tu corazón roto.

Redactado por Osmary Morales.

Si algo está afectando tus sentimientos y emociones y necesitas consultar con alguien tus decisiones, te invito a acceder a Foro Mujer Amor y contar lo que estás atravesando para encontrar las respuestas que pueden calmar a tu corazón agitado y a tu mente preocupada.