El amor es complicado. No debería serlo, pero la convivencia hace que el amor que tiene una pareja se complique. Aunque haya muchos sentimientos y emociones mutuas, cuando se trata de convivir, puede que el amor no sea suficiente. Entonces, terminar una relación, en especial si ya llevan juntos mucho tiempo, puede ser difícil y doloroso, pero probablemente necesario para ellos.

La situación se torna más complicada si a pesar de que él haya decidido terminar la relación, sabes que aún no se le acaba el amor. Quizá lo veas como cobarde, que teme a las emociones que tiene en frente; sin embargo, la realidad es que los hombres a veces dan fin a una relación de pareja por motivos que nada tienen que ver con el amor que le tengan a sus parejas.

Las razones por la que un hombre es capaz de terminar una relación aunque esté enamorado son:

El hombre siente que perdió su identidad

Algo peor para un hombre además de perder su soltería, es el miedo a dejar de ser quien es. A veces cuando terminan una relación a pesar de que amen a su pareja es porque sienten que están perdiendo su identidad. Sienten que el contacto con su pareja está modificando su personalidad, sus gustos e intereses.

Hay quienes ven la idea de hacer todo juntos como algo muy romántico, pero no siempre es así. Para un hombre conservar su identidad es primordial y muchos no están dispuestos en simplemente transformar un “tú y yo” en “nosotros” así de fácil. Si sienten que esa identidad se ve amenazada, pueden terminar la relación aunque estén enamorados.

Las discusiones ya no son divertidas

Al empezar una relación de pareja todo es sonrisas, afecto y descubrimientos mutuos. Con el tiempo es normal que empiecen las discusiones, ya están en más confianza y se sienten seguros de negarse a algo o discutir sobre una diferencia. Las discusiones son vitales para llegar a un entendimiento entre ambos y un equilibrio en la relación. Lo que pasa es que a veces las alegrías que los identificaba al principio son totalmente reemplazadas por peleas y malos entendidos.

Así que, aunque amen a su pareja, para muchos hombres las discusiones excesivas son señales de que debe marcharse.

Algo más amerita de su completa atención

Es difícil aceptarlo, pero a veces llegamos a la vida de nuestra pareja en un punto donde tiene viejas prioridades que no puede simplemente eliminar. Los hombres que se alejan porque necesitan concentrarse en algo más no significan que no te amen; para ellos es complicado, y puede ser una debilidad, enfocarse en algo que ya venían trabajando y en su pareja. Así que se toman su tiempo para poder terminar algo en lo que hacía tiempo venían trabajando.

Siente que no tiene espacio suficiente

Tanto para el hombre como para la mujer es vital tener su propio espacio personal para hacer las cosas que le gustan. Para un hombre, caer en la rutina y el apego puede ser devastador. Ellos disfrutan a veces de su propia soledad, de su tiempo con amigos o haciendo actividades de su interés. Por lo tanto si sienten demasiada presión de parte de sus parejas, salen corriendo.

Tiene objetivos de vida diferentes

El amor no lo es todo en una relación. Sin importar qué tan atraídos se sientan o la empatía que tengan el uno al otro, los hombres no pueden evitar pensar primero en los aspectos más prácticos. Las chicas se preocupan por desarrollar el amor, que sea el más grande, pero ellos se dan cuenta de lo que podría pasar a futuro con las decisiones de hoy. Si siente que más adelante estará en un lugar en el que no quiere estar por tu influencia, entonces se decidirá a romper la relación.

No se siente valorado

Usualmente, son los hombres los que buscan conquistar a las mujeres, pero debes saber que aunque disfruten de tener esa iniciativa también les gusta sentirse reconocidos. Algunas mujeres por temor a perder a su chico se mantienen inalcanzables sin pensar en el daño que les hacen. Sin importar lo mucho que amen a su pareja, los hombres se alejan si se sienten desmotivados.

Se siente aburrido

Solo el amor no es suficiente para mantener la llama encendida en una relación. La atracción física es importante así como el entretenimiento, de la misma forma que es importante el crecimiento personal entre ambos. Si un hombre se siente aburrido en una relación podría terminarla a pesar de que esté enamorado de su pareja.

No está listo para el compromiso

El amor puede ser un desafío. Cada día es un avance en una relación en la que ambos crecen, se van uniendo y comprometiendo mutuamente. Pero comenzar a hacer cosas que antes no hacían, compartir todo tipo de situaciones juntos, la convivencia familiar a largo plazo o la idea del matrimonio, son cosas que pueden llevar a un hombre a terminar la relación si sienten que es demasiado.

No se siente suficiente

A diferencia de las mujeres que al hablar de sus problemas y preocupaciones se sienten mejor, cuando un hombre lo hace solo siente que está reafirmando que tiene un problema. Esto no es que le quite importancia a la comunicación entre pareja, es solo que para ellos más allá de sentir que trabajan en mejorar la relación, sienten que no son suficientes para hacer todo lo que su chica espera de él.