Un león blanco y una tigresa blanca tuvieron bebés y los cachorros son únicos en el mundo


En Rusia es usual el cruce de diferentes espacies para crear híbridos y estudiar los resultados. Entre lo más común está la especie conocida como “Ligre”. Este ejemplar resulta del cruce de un león macho y un tigre hembra. La apariencia es un león gigantesco con las rayas tradicionales de tigre; a los machos les crece la melena peculiar de los leones mientras que las patas y cola con mucho más pequeñas y cortas.

El ligre puede llegar a pesar hasta 400 kilógramos y medir hasta 4 metros, esto se debe a un defecto en la combinación genética que lo dota de imparable y constante crecimiento. En el tigre los genes que tienen la tarea de controlar el crecimiento provienen del macho y en el león vienen de la hembra; por lo tanto el producto de ambos no cuenta con un mecanismo genético que controle su crecimiento.

Con el tiempo los ligres resultan impedidos por su gran peso y desarrollo óseo. No pueden mantener su propio peso. Contrario ocurre con los tigrones, que son un híbrido de una leona con un tigre macho, la mezcla de genes hace que sea un animal mucho más pequeño. Estas combinaciones no suelen suceder de forma natural. Las mezclas ocurren comúnmente en zoológicos.

Hoy te mostramos 4 pequeños cachorros de ligres que te harán sentir mucha ternura y te darán ganas de tenerlos entre tus brazos. Aunque su procreación no se recomienda, estos casos ocurren. Además, estos ligres tienen algo mucho más especial, pues no nacieron de un león ni tigresa común. Los 4 cachorros son hijos de Marfil, un imponente león blanco y de Saraswati, una tigresa blanca.

Estos ejemplares fueron juntados en T.I.G.E.R.S. (The Institute of Greatly Endangered and Rare Species – El instituto de especies raras y en peligro de extinción). Se trata de un santuario ubicado en Carolina del Sur – Estados Unidos. Fueron bautizados con los nombres de Apolo, Yeti, Odlin y Sampson.

Se desconoce cuánto pesarán y medirán a lo que pase el tiempo, pero comparten a un tío directo que lleva por nombre “Hércules” que pesa casi 450 kilogramos.

Aquí están los nuevos ligres disfrutando de su etapa más hermosa en un bonito día soleado. Sin duda son muy tiernos. Cuéntanos qué opinas sobre esta especie.

¡Comparte estos preciosos cachorros con los tuyos!