Un hombre real, verdadero y honesto siempre va a poner a su pareja en primer lugar; la va a tratar como lo que es, una importante prioridad en su vida. El hombre verdadero se enamora hasta los huesos, no ve más opciones, no ve más posibilidades que a ti. No te equivoques, el hombre que te ama de verdad se entrega por completo a su relación y te pone en primer lugar.

El hombre que te ama está dispuesto a luchar por ti, te va hacer sentir lo mucho que significas para él porque lo que más desea es que te sientas segura a su lado. Sus sentimientos son genuinos y sus palabras sinceras. Un hombre que te ama honestamente siempre estará dispuesto a esforzarse ante ti, su objetivo es mostrarte que es digno de tu amor porque sabe que mereces lo mejor, que vales mucho. Él quiere que lo veas como alguien que vale la pena tu tiempo y tu esfuerzo. Lo menos que quiere es decepcionarte.

Él se preocupa, sigue tus palabras con atención porque considera importante todo lo que tienes que decir. No solo habla de las cosas que le gustan a él, te sorprende cuando se prepara sobre las cosas que te gustan porque quiere conocer todo lo que te llena. Él quiere ser parte de tu vida.

Te comunica lo mucho que te valora, lo importante que eres para su vida y te hace saber lo hermosa que te ven sus ojos, lo sorprendente que eres y lo mucho que lo impactas. Te hace sentir bonita, deseada y muy especial, pero no solo para conquistarte sino porque realmente te considera así. Te pone en un pedestal porque te valora y quiere que la relación funcione.

Jamás será el hombre que te deje esperando ni los mensajes, ni las llamadas, ni las llegadas. No te va a hacer sentir insegura, preocupada o ansiosa por el estado de su relación. Nunca tendrás duda de sus sentimientos hacia ti, te hará sentir muy confiada a su lado. Un hombre de verdad se compromete a darlo todo para que la relación funcione. Se enfoca en conocer cada detalle de ti para convertirse en tu mejor compañero de vida. Y no solo se conforma con saber cuál es tu comida favorita, él quiere conocer la profundidad de tu alma.

Quiere estar en tu piel para saber cómo convertirse en un mejor hombre para ti. Se familiariza con cada aspecto de tu personalidad porque pone atención a los pequeños detalles que tú le das cada día. Aprende la habilidad de no preguntar qué quieres hacer o a dónde quieres ir porque él lo puede deducir y sorprenderte. Aprende tus gustos y preferencias. Se anticipa a tus necesidades, trata de satisfacerte antes de que se lo pidas. Sueña con aventuras fantásticas e intimidad verdadera.

Su tarea de cada día es enamorarte una vez más. Le pone emoción a la relación para hacer que la química nunca disminuya. El hombre que te ama de verdad te trata como parte de su vida, no como una carga o un accesorio. Tú eres como una parte más de su cuerpo. Jamás te hará sentir fuera de lugar.

Y lo más real será lo feliz que lo hace hacer todo eso por ti. Le complace esforzarse porque te ama y tú eres su motivo de felicidad. Nunca se cansará de hacer lo que hace, tú lo vales todo. Valora todo de ti, tus sueños, tus deseos, tu familia, tus amigos, tus capacidades. Te anima y te empuja a ser cada día más y mejor.