Vio a un gato ahogándose y arriesgó su vida para salvarlo. Sabía que no duraría en vida en el agua


Este pequeño amiguito es todo un héroe; tras toda creencia de que perros y gatos no pueden ser amigos, este perro demuestra que pueden romper cualquier molde.

Podemos ver en cientos de películas, series animadas y hasta en cuentos como se supone que los perros y gatos se detestan, y es tanta la influencia que nos lo creemos en realidad. Se supone que son enemigos naturales, ni siquiera pueden estar cerca el uno del otro porque tendrían un duelo a muerte para demostrar la incógnita de siempre, ¿quién gana, el perro o el gato?

Pero todas esas creencias están erradas, los perros y gatos no se detestan. Simplemente son especies diferentes y cuando se encuentran por primera vez actúan como lo harían 2 personas que apenas se conocen, solo que de forma más salvaje. Se miran, huelen y están a la defensiva por si se trata de un depredador.

Así que algunos pueden llevársela muy mal dependiendo de la personalidad y crianza de cada uno. Imagínense, 2 personas pueden tratarse muy mal, muy mal en verdad, y ni siquiera es la misma especie. Pero, entre perros y gatos se reconocen los olores, y en ocasiones les desagrada su aroma.

Algunos conviven juntos y aprender a amarse, tanto que no pueden estar separados. Y bueno, cualquiera que sea la situación nada implica que estos animalitos no vayan a ayudarse mutuamente cuando están en situaciones de peligro como la que atravesaba este pobre gatito.

El felino está a orillas de la calle justo al lado de unas cajas tratando de mantenerse a flote después de haber caído al agua. El pequeño se aferraba con sus pesuñas a lo que estuviera a su alcance, pero estaba inmóvil del terror que tenía.

Y entonces, aparece un buen samaritano canino, que se asoma y ve el peligro en el que está el gatito. No lo piensa mucho y se lanza al agua para que el gatito se acomode en su lomo y este se impulse para salir. Y lo hizo, salvó su vida.

Mira el inspirador vídeo:

Si eso no es ser un verdadero héroe y amigo, entonces estamos viendo demasiadas películas de súper héroes y nos está afectando el cerebro.

Somos nosotros los humanos, esos que viven cometiendo errores, los que tienen la idea en la cabeza de ponerse todos contra todos, porque entre perros y gatos no hay nada de eso. Solo naturalidad, curiosidad y compañerismo.